El cambio de temperatura afecta a la musculatura. Sin que nos demos cuenta, los cambios de temperatura influyen en nuestro cuerpo. El cuello y la espalda son muy sensibles al frío

Con el frío, las zonas más afectadas por lesiones y contracturas que originan dolores son el cuello y la espalda, por lo que es aconsejable a quienes practican ejercicio, que hagan estiramientos y calentamientos antes de su actividad física para prevenir lesiones, incluso también en la temporada estival.

Del termómetro y su variación drástica también depende la curación de las lesiones. Según los expertos, la mayoría de las molestias que afectan al aparato locomotor, pueden aliviarse aplicando distintas medidas térmicas sobre la parte dolorida.

En lesiones agudas, durante las primeras 72 horas, está indicado el frío por su efecto reductor de la inflamación, los hematomas y el dolor, sobre todo en esguinces, torceduras y contusiones.


Publicado: 16 de Diciembre de 2016